Ti trovi in:Tutte le notizie»CHI - Encuentro de Jóvenes Dehonianos 2018 renovó compromiso de las pastorales juveniles con la reparación
01/10/2018

CHI - Encuentro de Jóvenes Dehonianos 2018 renovó compromiso de las pastorales juveniles con la reparación

Uno de los momentos más significativos de las tres jornadas fue la "selfie con Cristo", en el que cada uno debía tomarse una selfie con uno de sus compañeros lo conociera o no, pues en ese abrazo fraterno retratado estaba Jesús.

CHI encuentro_1

Como parte de las actividades que se enmarcan en la celebración del Año Dehoniano de la Provincia Chilena, un grupo de más de 60 jóvenes pertenecientes a las comunidades del Instituto Sagrado Corazón, Parroquia de Fátima, Parroquia Santo Cura de Ars, Colegio San Juan Evangelista, Parroquia San José y de la pastoral juvenil de nuestras obras en Valdivia, se reunió entre el viernes 10 y el domingo 12 de agosto para tener un momento de fraternidad y reflexión en torno al carisma dehoniano y especialmente el llamado que ha guiado nuestros pasos este año: "Y si tu misión es reparar?".

Con el Colegio San Juan Evangelista como escenario, durante las tres jornadas se buscó motivar a los jóvenes a participar dejando de lado aspectos externos que pudieran distraerlos, de manera que pudieran introducirse en el sentido del EJD y así encontrar el sentido verdadero de nuestro ser cristiano dehoniano.

CHI encuentro_2

Por ello, las actividades desarrolladas por el equipo de animadores multicomunidad que se formó se enmarcaron en definir y comprender el concepto de reparar desde lo más abstracto hasta lo más concreto, identificar en qué momentos Dios ha manifestado su presencia en nuestras vidas, descubrir que es lo que nos ata para acudir a su encuentro y comprender que está en nuestras manos el poder aliviar sufrimientos de nuestro hermanos y necesidades.

En ese sentido, uno de los momentos más significativos de las tres jornadas fue la "selfie con Cristo", en el que cada uno debía tomarse una selfie con uno de sus compañeros lo conociera o no, pues en ese abrazo fraterno retratado estaba Jesús como hermano de vida.